Resonators: Imaginary People (Wah Wah 45s, LP/CD)

imaginary-people-cover

Pronto aparecerán en este blog las primeras reseñas del año, pero antes es necesario saldar una cuenta pendiente con 2016.

No es fácil reseñar por escrito todos los álbumes, singles o maxis que merecen nuestra atención, y es sólo la falta de tiempo la que hace que discos como el de Emeterians en Peckings, el segundo volumen de Reggae Rula, el salto adelante de Renovable Sound y Atma Shakti Records, o el incansable buen hacer de La Panchita, Fat Bird o Truth Town no hayan tenido mención en nuestro blog.

En el plano internacional, nos quedamos con las ganas de hincarle el diente a los últimos trabajos de nombres tan relevantes y dispares como Prince Allah, Roots Attack, Quantic, de nuevo como Flowering Inferno, o Dougie Wardrop y Steve Vibronics. Con Fruits Records y I-Kong, por cierto, la deuda es doble después de que repitieran su exitosa colaboración.

Por otra parte, los últimos lanzamientos de sellos como Moa Anbessa, I-skankers, Scoops o, cómo no, Partial Records, volvieron al top level habitual. Y hasta Stones Throw, ese sello imprescindible si hablamos de la evolución del hip-hop en el siglo XXI, se sumó a la fiesta con el álbum de Tippa Lee y su versión dub.

Y eso sólo escribiendo de memoria… Si echas la vista atrás en esta página no estarán todos los que son. Pero en cualquier caso, si hay un álbum que no puede quedarse en el tintero, ése es Imaginary People.

El pasado mes de agosto, a propósito del primer single de adelanto de este LP, ya comentamos aquí el talento de Resonators para maridar dub y canción como pocas bandas lo han conseguido. Imaginary People es una rotunda afirmación de ese arte, si bien podría decirse que los/las de Brighton juegan con una ventaja. O más bien dos: Resonators cuenta con un dúo vocal femenino que cubre un registro tan amplio como el de una banda con tres cantantes.

Sirvan como muestra dos temas tan centrales y apoteósicos como “Come Through” y “Papa Daddio”. En el primero es Faye Houston quien conduce una canción con una dinámica y progresión asombrosas, hasta hacernos aguantar la respiración justo antes del punto de no retorno a un minuto del final: más que clímax, orgasmo colectivo.

Por su parte, “Pappa Daddio” parece nacer en la oscuridad del Manchester del 80, rota por la descarga de metales y la irresistible voz de Kassia Zermon, que dispersa en una atmósfera opiácea su inquietante lírica
If you’re gonna lie again / Go ahead and lie again / We could never roam as you do (…) Your laughter was stronger / Than guilty words you’d use / Still Papa / I’ll love ya / In spite of all those crazy things that you’d do (…)
justo hasta que una nueva zona de sombra le hace cambiar de registro. Una interpretación camaleónica para otro tema de antología.

Hay que destacar que el rasgo distintivo de Resonators es la fluida combinación entre esas dos voces femeninas, así como sus líricas sobresalientes. Dos timbres singulares y contrastados que pueden aparecer en equilibrada alternancia, como en “All the paths” y “Trees”, o conjugarse en armonías siempre imaginativas, los dos singles de adelanto, “Healer” e “Imaginary People” (We are one imaginary people / Looking back to see how we began…) así como “Gonna change” (What wild, what stress, what counts / This dark, distrust, this cloud / We’ll shout, we’ll cry, we’ll shake / Trust your instinct to reign again / Let our sanity reign again and again) son buenos ejemplos de ello.

En general, el equilibrio es uno de los grandes logros de la banda, y en este trabajo la mezcla de Darren “Jamtone” Mathers culmina el ensamblaje perfecto de un conjunto de músicos realmente brillantes. También apuntan en esa línea temas como “Right time” o el cálido broche final, “Swing Easy”, que suenan dulces y placenteros y contribuyen a despejar esa ecuación entre profundidad y ligereza que Resonators resuelve de forma gloriosa: Swing easy / Lay it down for sufferers / So it’s easy / No need to look farther…

En definitiva, un LP imprescindible entre los imprescindibles. Cualquiera diría que insuperable, de no ser porque The Constant, su anterior disco, ya lo pareció.

Pd: Sirva también esta reseña para destacar la labor de Wah Wah 45s, el sello que edita a Resonators y despidió 2016 con una gran noticia: el anuncio del fichaje de Soothsayers. Así que aparte de seguir disfrutando de las perlas de su catálago (Hackney Colliery Band, Henri-Pierre Noël, Dele Sosimi…) ya sabemos cuál será, sin ninguna duda, uno de los mejores discos de 2017. Aquí lo comentaremos…

Reseñas Do the Reggae 13: Zion / The Inspirators / Wisdom

Aquí os adelantamos las tres reseñas con las que hemos participado en el número 13 de Do the Reggae, muy pronto en los puntos de distribución habituales. En esta ocasión nos centramos en el último showcase facturado en A-Lone Ark Muzik Studio, en un inspirador proyecto alumbrado entre otro joven productor europeo y veteranos maestros jamaicanos, y en el primer lanzamiento en vinilo de un prometedor sello recién nacido en Londres: Alchemy Dubs.

En tan sólo una semana hemos publicado tres portadas con el inconfundible trabajo de Sil Cunningham (Sounds of Life, Zion y The Inspirators), así que enhorabuena también a ella.

Noel Ellis Zion Impression porta-Wisdom-12-inch

 

 

 

 

 

 

Noel Ellis meets Lone Ark: Zion (Iroko Showcase vol. 1, LP/CD)
Sin quitar ningún mérito a Noel Ellis, tras los sucesivos showcases
made in A-Lone Ark Muzik Studio con Earl Zero, Milton Henry y Earl Sixteen, bien podríamos decir que no es Roberto Sánchez quien tiene el honor de trabajar con el hijo de Alton Ellis, sino éste el afortunado de encontrarse con el productor cántabro, que colabora en esta ocasión con Hervé Brizec.

O en cualquier caso, afortunados ambos y todos los amantes del Roots sin aliños ni aditivos, porque he aquí un nuevo showcase antológico, todo un ejercicio de convicción lírica y rítmica en el que la Lone Ark Riddim Force le pone en bandeja a Noel Ellis su regreso estelar después de más de 30 años desde sus celebrados “Memories” o “To Haile Selassie”.

Desde el gozoso arranque de “Zion” hasta el rub-a-dub final, el repertorio no tiene desperdicio alguno y deslumbra en la profundidad ceremonial de “Jah Love”, en ese viaje a los confines de Black Ark que es “Herb Stalk” y en cada uno de los dubs, en los que el propio Roberto Sánchez saca más brillo aún a la excelencia instrumental de Lone Ark.

Roots Rock Reggae in full effect en este primer showcase de Iroko Records que hace palidecer a buena parte de la condescendiente producción contemporánea.
___

The Inspirators: The Inspirators (Fruits Records, LP/CD)
Hace algo más de un año reseñábamos aquí el disco de Harrison “Professor” Stafford junto a tres pesos pesados del Roots fundacional. Ahora, el segundo larga duración del sello suizo Fruits Records recorre con mucho mérito y éxito esa conocida senda del tributo a figuras legendarias del Roots Reggae.

El joven productor Mathias Liengme ha reunido una auténtica constelación de instrumentistas jamaicanos y ha otorgado el protagonismo al póker formado por Leroy «Horsemouth» Wallace, Lloyd Parks, Earl «Chinna» Smith y Anthony «Sangie» Davis, quienes han compuesto y cantado su propio repertorio. El propio Liengme les acompaña a las teclas junto a, ¡atención!: Vin Gordon, Dean Fraser, Nambo Robinson, Dalton Browne, Eric «Rico» Gaultier y Thomas Henning.

Semejante plantel nos ahorra muchos comentarios acerca de la sobresaliente instrumentación y la fidelidad a los orígenes de un repertorio grabado en Harry J Studio. Por otro lado, el propio nombre del proyecto y del álbum es también lo suficientemente explícito a propósito de la trayectoria y aportación de los cuatro protagonistas a la tradición musical jamaicana: The Inspirators¿Quién dijo revival?
___

Ojah: Wisdom / Awasa (Alchemy Dubs, 12”)
Entre voces etéreas de santuario underground y arpegios de kora, nace Alchemy Dubs, un sello londinense que se presenta con este manifiesto en 12”. El hombre detrás de Alchemy, Óscar Pablos “Ojah”, es un licenciado cum laude en la ortodoxia de la University of Dub británica, doctorado también en los heterodoxos paisajes sonoros generados por la evolución sin fin del sonido de procedencia jamaicana en UK.

Todo ello queda patente en estos seis contundentes cortes de wise-dub de altos vuelos: “Wisdom” contrasta la luminosidad de la kora y las voces de cámara con un fondo texturado, amplio en matices. Dub meditativo, profundo, geométrico.

El trepidante “Awasa” toma el testigo en la cara b con percusiones brillantes y un inspirado Nik Torp a la melódica, quien nos conduce por asombrosas escalas hasta algún punto de una Etiopía aún por descubrir.

Masterizado en Stardelta y distribuido por rwdfwd, este 12” asegura profundidad en cualquier sesión de alto voltaje. Bold statement!
alchemydubs.com